• Castillo El Peñon

Descripción

La historia de El Peñón siempre es resumida en el hecho de que fue construido por el capitán Lázaro Aranda. Sin embargo, es poco conocido el verdadero motivo de la construcción. Muchos dicen que poseía una peligrosa enfermedad y por eso se llamó al aislamiento.

Sin embargo, el capitán naval y escritor Jaime E. Grauseñala que, según los relatos recabados con sus investigaciones, el capitán Lázaro Aranda era conocido por ser un casanova, tener varias parejas y numerosos hijos extramatrimoniales, por lo que decidió construir una casona o pequeño castillo en algún año de la década de 1920. Es decir, creó su propio escondite.

El peñasco, ubicado en el medio del río Paraguay, fue seleccionado para ese menester. El nombre del sitio proviene justamente de la palabra “peñasco”, que significa piedra grande y elevada.

El geólogo César Quintana explica que está compuesto por rocas ígneas del terciario y sedimentarias muy gastadas, que aparecieron probablemente cuando, en Asunción y sus alrededores, hubo una gran actividad volcánica hace cientos de años.

“Solo las rocas ígneas y sedimentarias metamorfizadas pueden aguantar la erosión del río, por eso la forma”, detalla el especialista.

Por mucho tiempo fue el Capitán Aranda el único en habitar esas rocas que sobresalían del río. Si bien esta versión es difícil de confirmar, lo cierto es que, de acuerdo a los documentos obtenidos por el hoy en día retirado capitán Grau, la casona fluvial se convirtió en un faro.

En 1931, el Paraguay se encontraba en las puertas de la Guerra del Chaco y el tránsito a través del río se volvería muy intenso. El principal transporte de combatientes y equipos se tenía que realizar por el cauce, el único medio disponible e inmediato en esa época.

Ante ello, surgió un gran problema: El Peñón era un peligro para las embarcaciones, más en horas de la noche, puesto que podrían chocar contra él. El Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas en ese entonces ordenó a la Marina que determine la solución para evitar algún percance.

La idea vino de la mano del capitán de Corbeta Lázaro Aranda. Éste propuso instalar un dispositivo de iluminación en el lugar, idea que fue aceptada por todo el Departamento de la Marina y la Dirección de la Armada. En el proyecto se incluyó la construcción de un alojamiento e instalaciones necesarias para el farolero y su ayudante.

Al comienzo se utilizó una lámpara prendida con kerosene, típica de la época. El subprefecto de Piquete Cué era quien iba en una canoa todas las tardes a encenderlo y por las mañanas para apagarlo y recargarlo en caso que ya cuente con poco combustible.

Entre el año 1967 y 1968, el prefecto Naval de esa época ordenó que El Peñón fuera remodelado y puesto en condiciones para que un personal pueda vivir en el lugar y controlar la lámpara, que ya funcionaba a gas en ese entonces.

Por ello lo conocemos hoy como un “pequeño castillo”. Cuenta con una parrilla e incluso un espacio que era utilizado como baño y una habitación. A partir de allí, la historia del cómo y por qué fue abandonado de vuelta es desconocida.

Sin embargo, no solo era un faro, ya que pronto fue adoptado como punto de referencia para las embarcaciones, ya que establecía el sentido de navegación en la zona y así evitaba colisiones. Luego de la guerra, el contexto político nacional se vio envuelto en muchas revoluciones y El Peñón fue quedando en el abandono por primera vez.


Direccion

Pequeña isla rocosa situada en aguas del Río Paraguay, frente a la ciudad de Limpio y Villa Hayes

  • Barrio: Sin información
  • Zona: Río Paraguay, entre Villa Hayes y Limpio
  • Ciudad:Limpio / Villa Hayes, Sin información

Contacto


Rating

Características

  • Terraza
  • Al aire libre

Horarios

Disculpa, estamos cerrados.
Abrimos de vuelta el
Lunes Closed
Martes Closed
Miércoles Closed
Jueves Closed
Viernes Closed
Sábado Closed
Domingo Closed

Reseñas

Escriba una reseña

Debes registrarte para realizar un comentario